1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Valorado con 4 voto/s de 5,00 estrellas ( 5 valoración máxima)
Cargando…

«Después de un trasplante capilar… ¿Qué es lo qué tengo que hacer?» Es una duda común a todos los pacientes que se han sometido a un trasplante capilar o aquellas personas que están pensando en hacérselo. Hoy vamos a hablar de las recomendaciones que hacen los cirujanos para que el postoperatorio transcurra con normalidad.

Si has decidido que un implante de pelo es la solución definitiva a tu problema de alopecia, felicidades: has tomado la decisión correcta. Son muchas las personas que llegan a nuestra consulta de cirugía estética especializada en trasplante capilar (la mayoría, hombres) después de haber probado muchos otros tratamientos, algunos de ellos francamente costosos, y haberse llevado una decepción con los resultados (pobres, nulos o efímeros, según los casos).

Sin duda, el trasplante capilar es la única intervención capaz de hacer recuperar a todas estas personas el cabello perdido con resultados permanentes. Eso sí, no estamos hablando de un tratamiento con ampollas, champús y  masajes… Nos encontramos ante una operación de cirugía estética sobre la que hay que plantearse seriamente muchas cuestiones de antemano.

3 cuestiones que debes plantearte antes del trasplante capilar

  1. Piensa si esta operación es para ti, y si va a resolver tu problema de calvicie. Lo mejor que te podemos aconsejar es que pidas cita en la consulta de un buen cirujano especializado en el tema. Podrá responder a tus dudas, y desde su formación como médico especializado, decirte si tu problema tiene solución. A este respecto, la doctora Claudia Larrarte, además de realizar trasplante capilar, es directora asociada del máster de la Universidad de Alcalá de Henares, trasladando su conocimiento a las nuevas generaciones de médicos cirujanos.
  2. Si te decides por la intervención, ponte en buenas manos. No sucumbas a los reclamos de viajar y operarte a la vez en otros países, porque en consulta estamos viendo casos irreparables de personas que decidieron operarse fuera de España, concretamente en Turquía: lo barato sale caro, y no merece la pena jugar con la salud.
  3. Por último, has de conocer a fondo cómo va a ser la intervención que te vas a realizar: su preparación, sus riesgos, el postoperatorio. Porque aunque el índice de éxito es total, el trasplante capilar conlleva ciertas molestias y es preciso seguir unas recomendaciones que son las que te contamos aquí hoy.

Recomendaciones para después de un trasplante capilar

Después de un trasplante capilar deberás seguir una serie de consejos para acelerar tu recuperación. Salvo que en tu caso te pauten algo más personalizado, estos son los consejos que pauta un cirujano estético especializado en implantes de pelo para los días posteriores a la intervención.

  • Día tranquilo, comer ligero, no conducir... Tras la intervención para llevar a cabo el trasplante capilar conviene que te tomes las cosas con calma ese día y al siguiente. Mejor no conducir después de un trasplante capilar: si estás aún bajo los efectos de la anestesia, te encontrarás torpe y con pocos reflejos. Ese día también es recomendable que tomes una comida ligera: tu cuerpo estará un poco revuelto y es mejor comer alimentos ligeros que favorezcan una digestión suave para no tener problemas de estómago.
  • Ejercicio físico postergado. Evidentemente después de la operación de trasplante de pelo, procura no hacer ningún esfuerzo físico, ni el día de la intervención ni en los días posteriores. Tendrás dos zonas, la donante y la receptora, que estarán más sensibles y conviene que reposes para que los puntos cicatricen bien y rápidamente. Conviene que mantengas esta calma relativa durante la primera semana después del injerto.
  • Cabeza elevada para dormir. Durante las primeras noches después del trasplante de pelo duerme con la cabeza ligeramente elevada. Se trata de dormir boca arriba en una posición semitumbada. Si tienes una cama articulada, perfecto. Vas a poder tomar la posición requerida cómodamente. Si no, coloca algunas almohadas más bajo la parte superior del troco y la cabeza.
  • Lavados suaves sin presión. Una de las cosas que más preocupa a las personas que se someten a un trasplante capilar son los lavados. Aquí deberás seguir los recomendaciones que te indique tu cirujano, pero habitualmente se puede lavar el pelo de la zona donante al día siguiente, mientras que en la zona receptora suele ser aconsejable realizar la limpieza con un spray y si es posible de agua marina. El lavado con champús (siempre de PH neutro) es mejor hacerlo echando el jabón en un recipiente con agua y aplicando el líquido cuidadosamente en la cabeza. Sobre todo, hay que evitar a toda costa el agua a presión de la ducha. Después del lavado es bueno aplicar alguna loción con aloe vera, por su acción calmante, de hidratación, antiinflamatoria y de cicatrización.
¿Tienes alguna duda más? ¿Estás pensando en someterte a un trasplante capilar pero necesitas una opinión experta? Puedes pedir consulta con la doctora Larrarte. En una primera cita puede decirte si tu alopecia tiene solución mediante el injerto de pelo.

Artículos relacionados

Escribir un comentario