1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Valorado con 9 voto/s de 4,56 estrellas ( 5 valoración máxima)
Cargando…

Hay que extrermas las precauciones con el sol después de un injerto capilar.
«¿Cuándo puedo tomar el sol después de un injerto capilar?»

Es una pregunta recurrente en consulta, y es normal: una vez que las personas han satisfecho su deseo de recuperar el cabello, se sienten bastante eufóricas y con ganas de mostrar al mundo su nuevo aspecto… Pues bien, el consejo es básico, pero esencial: paciencia. La recomendación general es esperar al menos 1 mes para tomar el sol después de un injerto capilar en Madrid. La zona de la cabeza es siempre delicada y tras una intervención de injerto de cabello, lo es aún más.

¿Cuándo planificar mi injerto capilar?

Por lo que hemos comentado anteriormente, si tienes pensado someterte a un injerto capilar, ten en cuenta estas indicaciones y planifica la intervención para los meses de más frío, cuando de forma natural el cuerpo se expone menos al sol. De lo contrario, no te quedará otra opción que posponer la exposición al sol o extremar las precauciones para que no se produzca ningún efecto indeseado.

Por supuesto, hay que evitar también las exposiciones a rayos UVA en cabinas de bronceado. La piel del cuero cabelludo estará más delicada y sensible que de costumbre durante varios meses después del trasplante capilar. Por eso, exponerla a los efectos nocivos de los rayos del sol puede provocar irritaciones y picazón en toda la zona, y entorpecer una favorable evolución del injerto capilar.

«Tras el injerto capilar, debes esperar un mes para tomar el sol o someterte a rayos UVA, pues el cuero cabelludo está más sensibilizado que de costumbre…»

Para que la evolución de la zona injertada sea la adecuada, es muy importante que sigas las indicaciones del especialista en cirugía estética en el que has confiado la regeneración de tu cabello. Hay que tener en cuenta que, aunque el injerto capilar en Madrid se realiza en la mayoría de los casos con la técnica FUE, que es menos agresiva que otros métodos, se producirán siempre pequeñas heridas, diminutas cicatrices y, en general, la sensibilidad del cuero cabelludo será mayor.

¿Y si me hago el injerto capilar en verano…?

Algunas personas aprovechan su periodo de vacaciones para hacerse el trasplante capilar. Con varias semanas por delante, pueden recuperarse del injerto de forma cómoda y volver ya con algunos inconvenientes solucionados al trabajo. Los cuidados del pelo trasplantado en verano no son diferentes en la mayoría de los aspectos, pero veamos qué cuidados es preciso tener si te haces justo el trasplante antes de comenzar las vacaciones…

Lo que «NO» vas a poder hacer en 1 mes:

  1. TOMAR EL SOL. ¡NO! Es imprescindible protección total del sol durante el primer mes. los primeros quince días, simplemente huir de él, y a partir de la segunda semana se puede empezar a tapar el cuero cabelludo con una gorra.
  2. SUMERGIR LA CABEZA. ¡NO! Terminantemente prohibido meter la cabeza en el agua del mar o de la piscina en un mes.
  3. USAR CASCOS O GORROS. ¡NO! Después del injerto capilar no vas a poder usar cascos de bicicleta o motocicleta, o bien gorros de natación durante un mes.
  4. RETOMAR EL DEPORTE SIN MÁS… ¡NO! Las actividades deportivas habituales se pueden reiniciar pasadas dos semanas, pero si se trata de deportes de contacto, hay que esperar un mes desde el implante de pelo.

¿Qué zonas cuidar más tras el injerto de cabello?

Qué zonas cuidar más tras el injerto de cabelloLa técnica FUE de injerto capilar consiste en extraer unidades foliculares de una zona donante del propio paciente para injertarlas, una a una, donde se ha localizado la falta de cabello. Esto implica que habrá dos zonas de cuidados: la parte posterior o lateral la cabeza, de donde se suelen coger las unidades foliculares sanas, y la parte superior y central de la cabeza, donde se colocan los injertos.

En ambas zonas quedarán pequeñas marcas y rojeces, pero sólo al princpio. Es probable que salgan costras y se produzca algo de sangrado durante los primeros días, pero son secuelas normales que van desapareciendo poco a poco.

Para el cuidado de estas zonas y para que la evolución del injerto capilar sea la deseada y puedas tomar cuanto antes el sol, deberás tener ciertos cuidados básicos…

4 precauciones para proteger tu nuevo pelo:

  1. LAVAR LA CABEZA CON SUAVIDAD. Es necesario usar un jabón neutro y no frotar.
  2. NO APLICAR PRESIÓN. No se debe aplicar presión en la zona, por lo que se le darán indicaciones concretas para los primeros días.
  3. EVITAR EL ALCOHOL. No se debe tomar alcohol, que es vasodilatador, ni tampoco fumar. Se deben evitar también medicamentos como la Aspirina, que pueden promover el sangrado.
  4. NO REALIZAR MOVIMIENTOS BRUSCOS. Los primeros días tras la operación se recomienda cierta tranquilidad, y especialmente evitar movimientos bruscos de la cabeza.
Si te has puesto en manos de un experto en cirugía estética e injerto capilar en Madrid, no temas: todo saldrá como habías esperado. Y si estás buscando información fiable y un buen especialista en trasplante capilar, no dudes en solicitar una cita sin compromiso con la doctora Claudia Larrarte.

Artículos relacionados

Escribir un comentario